EL REINO de Rodrigo Sorogoyen

El Reino

EL REINO de Rodrigo Sorogoyen

Me encuentro ante un reto al escribir sobre “El Reino” y os explicaré por qué.

Lo último de Sorogoyen es tan redondo, brillante y magistral que siento que, todo lo que yo pudiera decir sobre ella serían meras aproximaciones a lo que en realidad me suscitó e impresionó. De hecho lo único que les dije a mis amigos después de verla fue “es brutalísima, tenéis que ir a verla” pero si escribiera solo eso probablemente me odiaríais, así que voy a intentar argumentar mi opinión...

1.- Sorogoyen ya demostró en “Que Dios nos perdone” su maestría para hacerse cargo del thriller y mantenerte pegado a la pantalla demostrando que era uno de los mejores en esto de crear tensión e insuflar altas dosis de adrenalina al espectador. Pues bien, con “El Reino” se ha superado a sí mismo y quienes hayáis visto “Que Dios nos perdone” sabéis que era algo francamente difícil de conseguir. Por lo tanto este tendría que ser el primer motivo por el que deberíais estar corriendo al cine más cercano, pero os voy a dar unos cuantos más por si acaso este no os basta.

2.- Antonio de la Torre, y podría quedarme aquí y no decir nada más, porque de verdad que lo que ha hecho el actor en “El Reino” se escapa a todo lo anterior, y esto refiriéndome a él son palabras mayores debido a su extensa filmografía y a los grandes papeles que ha interpretado a lo largo de su trayectoria.

De la Torre muestra toda su polivalencia, versatilidad y sus numerosos registros en un mismo personaje: Manuel, un influyente político autonómico pillado en una trama de corrupción que será repudiado y señalado como cabeza de turco por su partido y por los que creía, hasta la fecha, compañeros y amigos. Manuel es expulsado del partido pero intentará que los demás también caigan con él.

Sin lugar a dudas el Goya a la Mejor Interpretación Masculina ya tiene dueño.

El Reino

3.- El guión de Sorogoyen e Isabel Peña es magistral. Dos horas que, en contra de lo que se suele pensar en los metrajes extensos, en ningún momento sientes la necesidad de mirar el reloj.

“El Reino” es una película adrenalítica, el ejemplo de cómo se debería realizar un thriller pero, sobre todo, es una cinta totalmente necesaria en cuanto a cómo muestra la corrupción política española. El retrato que plasma baila entre la realidad y la ficción porque, aunque no está basada en hechos reales como tal, es muy fácil identificar y comparar los roles de los personajes con los protagonistas de los casos más sonados de la corrupción española. Y esta, quizás, es la mayor virtud de la cinta: “caricaturizar” a políticos, empresarios y tesoreros y transferir sus rasgos y acciones más representativas en unos personajes de ficción a los que rápidamente se les compara e identifica con los reales, y donde un mismo personaje puede hacer referencia a varios corruptos a la vez en diferentes momentos de la trama.

4.- El reparto que acompaña a Antonio de la Torre está plagado de nombres propios como Josep Maria Pou, Bárbara Lennie, Ana Wagener, Nacho Fresneda, Luis Zahera... Un elenco maravilloso y potente que da todavía más valor a todo lo planteado anteriormente y cuyos personajes son imprescindibles para hacernos comprender todo el entramado y funcionamiento de una sociedad corrupta hasta la médula donde todo está comprado y donde todos responden a intereses que van más allá de ellos mismos como individuos.

el reino sorogoyen

5.-En cuanto a la narración, “El Reino” cuenta con un poderío visual y unos planos magníficos que acompañan a la perfección al modo de exponer los hechos sin que el espectador caiga en el hastío del que se pierde en los nombres propios o cargos referenciados en el film. Adrenalina pura con la que Sorogoyen vuelve a lucirse y a mostrar sus grandes dotes como director que espero que, este año sí, le valgan el Goya que tanto merece.

6.- Crítica unánime en la que todos los medios especializados han elogiado y ensalzado la cinta.

Estos son los principales motivos por los que ver una película totalmente necesaria que pone el foco donde muchos intentan evitar mirar: la corrupción, el sistema de partidos, las mordidas, la justicia, los cuerpos de seguridad, las malversaciones de fondos públicos, los medios de comunicación. Una maquinaria engranada a la perfección desde los inicios de la democracia española en la que es muy fácil entrar, beneficiarte y sentirte intocable pero en la que, si caes estás solo y ya se sabe lo que dicen... “contra más alto subes, más grande es la caída”.

De verdad: id a verla.

La puedes ver en...

Madrid

Valencia

Barcelona

Sandra Gonzálvez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *