CON AMOR, SIMON de Greg Berlanti

con amor simon

CON AMOR, SIMON [Love, Simon] de Greg Berlanti

El pasado viernes 22 llegaba a nuestra cartelera esta cinta que ha supuesto un hito en la historia cinematográfica estadounidense: es la primera comedia romántica adolescente con un protagonista gay producida por uno de los estudios más importantes de Hollywood.

El tema queer se trata en Hollywood desde hace décadas, diréis. Y sí. Pero todas las representaciones importantes que hemos tenido del colectivo en la gran pantalla han sido siempre bajo el mismo patrón: drama, sufrimiento, violencia, muerte, infelicidad.

Solo basta con recordar títulos como Philadelphia, Brokeback Mountain, Carol.

Películas en las que el sufrimiento de los protagonistas era el eje central, y narraban las difíciles situaciones a las que se debían enfrentar. Ojo, que este tipo de cine también era y es necesario; pero parece que el colectivo LGTB solo podía ser protagonista de películas si sufrían y mucho.

También los gays han aparecido como meros clichés de estereotipos apolillados en grandes producciones, y el caso más representativo que se me ocurre ahora mismo es el de Rupert Everett en La boda de mi mejor amigo como ejemplo claro. Representación, sí. Pero muy secundaria y poco diversa.

Por eso es importante esta película. El protagonista, Simon, es un chico normal de dieciséis años que va al instituto, tiene un grupo de amigos, una bonita familia, su propio coche y no le falta sitio donde sentarse en la cafetería del insti.

con amor simon

Como película es lo que uno puede esperar de una comedia romántica adolescente. Situaciones embarazosas, típicos miedos, enredos, risas y momentos para el llanto. Porque de todos estos elementos están compuestas las cintas de este género, y así es Con amor, Simon.

El punto fuerte de la cinta es básicamente ese, que su protagonista sea gay y su clara intención de visibilizar y normalizar el colectivo, acercar lo que siempre ha sido oculto y tortuoso a lo mainstream.

El plantel de actores está muy bien escogido. Simon está interpretado por Nick Robinson, uno de los protagonistas de Jurassic World y entre sus amigos encontramos a Katherine Langford (Por trece razones) y Alexandra Shipp (la Tormenta de X-Men: Apocalypse). Los padres del protagonista cuentan con las caras de la siempre efectiva como madre comprensiva Jennifer Garner (Juno) y Josh Duhamel, que sorprende como figura paterna atenta y cariñosa.

La elección de las canciones que acompañan muchas escenas es otro de los puntos álgidos de esta cinta, que recordemos está hecha para millenials. Los protagonistas emplean las nuevas tecnologías como medio de comunicación, y la cinta es un ir y venir de iPhones, FaceTimes y correos electrónicos a través de Gmail, que la convierten en una representación de cómo son y como se comunican los jóvenes de hoy en día.

Los tres grandes ejes en los que gira el protagonista como son la salida del armario, el rechazo social y el encontrarse uno mismo en una etapa tan complicada como es la adolescencia son tratados de una forma muy sensible y conmovedora, a la vez que natural

En definitiva, una película que me hubiese encantado ir al cine a ver con dieciséis años, que tiene el poder de mostrar en la gran pantalla lo que parece que aún sigue considerándose un tema tabú en los estudios de Hollywood, y que consigue acercar y hacer tan normal y natural estos temas que preocupan a muchos jóvenes aún hoy en día, en pleno 2018.

Ojalá Simon y su amor consigan llegar a muchos jóvenes que necesitan una figura que les diga que todo está bien y que no pasa nada por ser uno mismo.

La puedes ver en...

Valencia

Madrid

Barcelona

Carlos Nieto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *