GORRIÓN ROJO de Francis Lawrence

Gorrión Rojo

GORRIÓN ROJO [Red Sparrow] de Francis Lawrence

SEDUCCIÓN Y PERTURBACIÓN A PARTES IGUALES

Dirigida excelentemente por Francis Lawrence, Gorrión Rojo es un gélido thriller terriblemente perturbador donde la seducción es el hilo conductor de esta trama de puro espionaje. Una trama que sin duda recuerda a la serie The Americans que, para los que no la hayáis visto, cuenta la vida de dos espías soviéticos que son enviados a Estados Unidos para vivir como cualquier matrimonio americano de la época, llevando una doble vida para no levantar sospechas mientras la compaginan con arriesgadas misiones y espionaje para la KGB.

Gorrión Rojo, basada en la novela de Jason Matthews, sigue por tanto la estela del apasionante género de espías, esos que llevan a cabo arriesgadas y comprometidas misiones para obtener información para su gobierno y también, para salvar su propia vida que está amenazada constantemente.

 El baluarte de la cinta sin lugar a dudas es Jennifer Lawrence que demuestra una vez más su polivalencia como actriz y por qué se ha convertido en una de las grandes estrellas de Hollywood. Lawrence se enfrenta a un papel nada fácil interpretativamente hablando, ya que no sólo decide desnudarse (algo a lo que la mayoría de grandes actrices ya consagradas suelen oponerse) y protagonizar escenas que dejan sin aliento al espectador, sino que también refleja y transmite la violencia, ira y frialdad de su personaje Dominika, una reputada bailarina del Bolshoi que, por una lesión deberá abandonar los escenarios y se verá obligada a ser un “gorrión” para poder seguir pagando los tratamientos de su madre enferma.

GORRION ROJO

Jennifer Lawrence es quien lleva todo el peso de la trama y la razón principal por la que ver el film, ya que aunque la temática resulta fascinante para los que nos gustan este tipo de historias sobre células durmientes soviéticas, lo cierto es que ella es el atractivo principal a la hora de elegir su visionado.

 Gorrión Rojo pretende mostrar además cómo las ansias de poder, la venganza, la tiranía, el egoísmo y la falta de escrúpulos gobiernan este tipo de historias donde cada personaje se mueve por su propio interés.

En cuanto al metraje cabe resaltar que es excesivamente larga la duración de la cinta y que no entiendo ese afán de hacer trabajos que sobrepasen las dos horas de duración, ya que sólo generan hastío en el espectador y desvirtúan el buen hacer global del trabajo, provocando esa sensación de que no ocurre nada en la pantalla y que genera en el espectador el tedio en la butaca.

Con respecto a los giros de guión que siempre solemos encontrar en este tipo de género, no diré que estos no sean previsibles pero sí que es cierto que, de haberse anticipado en los acontecimientos, resultarían más gratificantes, sorprendentes y menos enrevesados, ya que al final encaras todo el tramo final sabiendo que algo va a ocurrir y ese “algo” parece no llegar nunca.

 En resumen, una buena cinta con una gran fotografía y ritmo pausado y gélido que hará las delicias de los amantes de este tipo de historias y de Jennifer Lawrence pero que provoca aburrimiento por momentos al no imprimir un ritmo acorde con la historia y las exigencias de la misma.

La puedes ver en...

Valencia

Madrid

Barcelona

Sandra Gonzálvez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *