PERFECTOS DESCONOCIDOS de Álex de la Iglesia

perfectos desconocidos

PERFECTOS DESCONOCIDOS de Álex de la Iglesia

Todos escondemos algo ya sea a nuestra pareja, a nuestros amigos, o a nuestra familia... nadie se salva. La mentira es algo propio y único de los seres humanos, va ligada de forma intrínseca a nosotros y somos capaces de manipular a nuestros semejantes con tal de seguir manteniendo oculto ese secreto que, de descubrirse, podría arruinar un matrimonio, una amistad de la infancia o hacer que un grupo de amigos se rompa para siempre. Por eso las mentiras y los secretos son la base de Perfectos Desconocidos la última película de Álex de la Iglesia remake de su homóloga italiana “Perfetti Sconosciuti”.

El director bilbaíno vuelve a demostrar, esta vez con una adaptación, por qué es uno de los mejores directores de nuestro cine ya que, sin florituras técnicas ni necesidad de grandes efectos especiales, convierte una simple cena entre amigos en una dinámica comedia negra donde no se echa en falta el rodaje en exteriores gracias a la fluidez y al ritmo en la realización que, junto a un reparto perfectamente engranado gracias a la dirección actoral ejercida por el de Bilbao, nos sumerge de lleno en esta cena como si fuésemos un invitado más. Y es que al margen de su característico estilo, pocos directores saben gestionar y guiar tan bien un reparto coral cargado de grandes nombres propios como lo hace Álex de la Iglesia.

perfectos desconocidos

Por lo que respecta a la trama, ésta transcurre en un ático de un lujoso barrio madrileño que recuerda en ocasiones a La Comunidad, donde un grupo de viejos amigos se reúne para pasar una agradable velada que se convertirá en toda una tragicomedia de lo más surrealista a causa de la exposición de los secretos que cada uno de ellos oculta a su pareja y al resto de amigos. Con un guión de lo más hilarante, irónico, divertido, ágil y perspicaz la cena se convertirá poco a poco en un campo de batalla plagado de reproches, desconfianzas, mentiras y secretos que verán la luz.

Por lo que al reparto se refiere nos encontramos a los sublimes Eduard Fernández y Pepón Nieto (cuyas actuaciones destacan en un momento concreto frente a las del resto) junto a Eduardo Noriega, Belén Rueda, Ernesto Alterio, Juana Acosta y Dafne Fernández. Cada uno en su rol asignado desempeñándolo a la perfección en absoluta sincronía con el resto de sus compañeros sin tener la sensación de estar asistiendo a una obra de teatro televisada en la que el actor trabaja “encorsetado” dejando demasiada constancia de sus marcas respecto a la réplica que debe darle el compañero. Algo que suele ocurrir a menudo en el vodevil, pero que aquí, por suerte, asistimos a un claro y satisfactorio ejemplo de cómo afrontar este género y salir victorioso de él.

Perfectos Desconocidos es el ejemplo de tragicomedia perfecto con un gran reparto y puesta en escena que, junto a la fluidez, el dinamismo y el gran trabajo de Álex de la Iglesia engrasando a la perfección cada una de las piezas del mecanismo de este vodevil hace que nos sentemos a disfrutar de esta esperpéntica cena y queramos alargar el postre lo máximo posible, eso sí, siempre y cuando no sea nuestro teléfono móvil el que esté expuesto, porque... si hay alguien que afirma que no tiene secretos de ningún tipo... que deje el móvil encima de la mesa.

La puedes ver en...

Valencia

Madrid

Barcelona

Sandra Gonzálvez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *