LA LIBRERÍA de Isabel Coixet

la librería cartel

LA LIBRERÍA [The Bookshop] de Isabel Coixet

“Entre libros, nadie puede sentirse solo”

Una afirmación con la que mi mejor amiga estaría absolutamente de acuerdo y que encabeza el cartel publicitario de “La librería”. Y es que la última película de Isabel Coixet, adaptación de la novela homónima de Penélope Fitgerald, trata de eso: de libros, de soledad y de coraje.

Un ensayo fílmico sobre el coraje de una mujer, amante de la literatura, que decide perseguir su sueño al abrir una librería en una localidad costera de Gran Bretaña. Un pequeño pueblo en el que sus habitantes no han abierto un libro ni por saber morir. La librera, Florence Green, interpretada por Emily Mortimer, se nos presenta como un personaje frágil e ingenuo, pero tras esa fachada de fragilidad se esconde una mujer decidida a cumplir su sueño. Una mujer que, con la única ayuda de una inteligente niña (Honor Kneafsey) y un anciano, se enfrenta a todo un pueblo que funciona a modo de colmena, a expensas de las ordenes de la abeja reina. Patricia Clarkson interpreta a esta villana, la fría y calculadora Violet Gamart, quien por un capricho de última hora con el antiguo local en el que Florence pretende abrir la librería, pondrá todos los recursos a su alcance para frenar el negocio.

El inigualable Bill Nighy es el encargado de dar vida al anciano y excéntrico Sr. Brundish, que lleva 45 años encerrado en su mansión y que sólo Florence conseguirá sacar de su encierro. Entre ellos surge un intenso vínculo nacido del amor por la literatura. Grandes clásicos como las Crónicas Marcianas de Ray Bradbury o la polémica novela Lolita de Nabokov son algunos de los guiños literarios que aparecen a lo largo del metraje metiéndonos de lleno en la sociedad de los años 50. Un ambiente que Coixet recrea a la perfección con la ayuda de una banda sonora y ambientación perfectas.

La librería

“Cuando leemos una historia, la habitamos”, así comienza el filme y así terminamos nosotros, habitando cada recodo de la librería de Florence Green. Coixet consigue trasladarnos a la intimidad de la protagonista con una delicadeza asombrosa repleta de evocadoras imágenes, diálogos inteligentes, y nostalgia literaria que consigue acariciar el corazón de los devoradores de libros e incluso de aquellos que no lo son tanto.

Delicada sí, pero decidida y clara, al igual que su protagonista. La librería no es sólo una suerte de nostalgia para lectores, la película funciona también a modo de crítica social. Un choque de realidad ante una “sociedad que distingue entre exterminados y exterminadores” pero siempre con el toque de esperanza al que nos tiene acostumbrados la directora catalana.

A mi modo de ver, la película habla también sobre la importancia de la educación y la cultura y de cómo inculcarla a los más jóvenes, a través del amor, del respeto y principalmente del ejemplo. Algo que entendemos a través del personaje que interpreta Honor Kneafsey y lo que aprende y evoluciona en tan corto periodo de tiempo.

Repleto de personajes femeninos, algo recurrente también en la obra de Coixet, sirve asimismo de reivindicación feminista. Una mujer fuerte, adelantada a su época, que lucha contra la hostilidad de una sociedad arcaica, machista y en pro de las apariencias.

La puedes ver en...

Valencia

Madrid

Barcelona

Raquel Soto Llácer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *