EL JARDIN DE JEANNETTE [Une vie]de Stéphane Brizé

El Jardín de Jeannette

El Jardín de Jeannette es la adaptación de la primera novela de Guy de Maussapant que nos cuenta la vida de la joven Jeannette en la Francia del siglo XIX. Es la historia de una mujer veinteañera llena de vida y esperanza que a medida que va madurando va comprendiendo la impotencia y situación de inferioridad que le supone ser mujer en esos tiempos.

Jeannettte, o Jean, como la conoceremos en la cinta, se cría en Normandía en el seno de una familia acomodada. Sus padres, fanáticos del cultivo del jardín la inculcan lo mismo desde pequeña para que pueda hacerse cargo de las granjas familiares cuando llegue el momento. Su vida cambia cuando aparece en su puerta el vizconde Julien de Lamare y empiezan su relación amorosa. Poco a poco Jean va encontrando más problemas para ser feliz, y cuanto más avanza la película más difícil se lo pone la vida.

El Jardín de Jeannette

Ahora bien, al margen de los dos premios  otorgados a esta película, por mi parte, pocas cosas buenas puedo decir de ella. Empezaré diciendo que transcurridos apenas veinte minutos, mi cuerpo me suplicaba que saliera de la sala y me comprara urgentemente una Coca-Cola para aguantar hasta el final. La trama no tiene nada de fuerza, tratándose de un drama no llego a entender porque los momentos más tensos y más importantes, se nos ocultan TOTALMENTE, es decir, solo vemos lo que ocurre antes o después, pero nada más. Los diálogos brillan por su ausencia, y no hablemos de la banda sonora, que consta de dos melodías de pianoforte que se repiten en momentos puntuales y nada más. Puedo entender que se quisiera reflejar el ritmo de vida de esa época, pero me parece llevarlo a un extremo innecesario. Si hay algo bueno que se pueda decir, es el juego de luces y sombras que tiene la película con escenas muy luminosas en los momentos de felicidad, y por el contrario escenas en penumbra para los momentos más agridulces. Pero ni si quiera esto nos salvará la tarde perdida

Me gustaría acabar con una cita de Frank Capra que dice así: En el cine no hay leyes ni reglas, pero sí pecados. Y para mí, el mayor pecado es el aburrimiento, así que le doy a esta película la etiqueta oficial de pecadora.

La puedes ver en...

Valencia

Madrid

Carlota Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *