UN TANGO MÁS de Germán Kral

El baile que es capaz de enamorar a una pareja de desconocidos, de separar a dos personas hartas una de la otra, y de sí mismas. Capaz de darnos una noche, una sola noche. El tango es la sensualidad, la rabia, la magia y el rencor hechos baile, todo a la vez, todas las sensaciones juntas, separadas solamente por un golpe de piano, por una mirada desafiante o por la rapidez de unos pasos intentando superar al otro bailarín.

Un Tango Más, dirigido por Germán Kral, es una historia que nos lleva hasta los años cincuenta para hacernos conocedores de la vida de María Nieves y Juan Carlos Copes, dos jóvenes que se enamoraron más del tango que uno del otro y formaron pareja durante casi 50 años.

un tango mas

El intenso documental logra captar la atención del espectador con la mezcla de realidad y ficción, junto a la combinación de entrevistas a los dos protagonistas de la cinta y dando una mayor relevancia al punto de vista de María, la cual se enjuicia en un cóctel de sentimientos hacia su expareja, a ratos lo ama como no amó a nadie, a ratos es lo peor que le pudo pasar. Y es que el amor tóxico es así, una de cal, otra de arena y Kral consigue de una forma magistral que cada sentimiento y sensación de la protagonista se baile, es decir, reta, con la ayuda del coreógrafo Leonardo Cuello, a la piedad y el afecto, llevándolos a través del tango hasta el abismo para convertirlos en indiferencia y rencor, tal y como evolucionaron los sentimientos de la bailarina hacia su pareja de baile y marido.

La intensidad antes nombrada, se logra gracias a la suntuosa fotografía, llevada a cabo por Jo Heim y Félix Monti, que logran, intercalando planos detalle cerrados de las manos de los músicos y los pies de los bailarines, transportarnos a las Milongas de hace varias décadas. De un modo personal e intimista, entremezclando planos de los actores que ejecutan las escenas de ficción y planos de los protagonistas reales, nos llevan a la presentación de María y Juan Carlos.

Intensidad. Otra vez. El tango es intensidad, pasión e impulsos, y por ello la utilización de la luz en este documental es crucial; iluminación teatral, naciendo de los laterales, una luz cálida que se vuelve fría en la misma escena. Focos frontales dando todo el protagonismo a dos bailarines. Un destello escénico para cada paso de baile. Eso es Un Tango Más.

La puedes ver en...

Valencia

Madrid

Barcelona

Maia Roig

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *