BODAS DE SANGRE por Oriol Broggi

Bodas de Sangre
“Nos planteamos el texto de Lorca como un gran poema de ritmo y musicalidad. Un seguido de escenas, de entradas y salidas donde actrices, actores, personajes y músicas se entrelazan para dar vida a La Novia, El Novio, Leonardo, La Madre… Todo con aire andaluz tintado por el paisaje seco y blanco y por la sangre que brota” Así presenta la productora teatral catalana La Perla 29 su última apuesta de la temporada, el aclamado texto de Federico García Lorca, BODAS DE SANGRE.

Oriol Broggi encara su primer Lorca de una forma precisa y bella, centrándose en la poética del autor resaltando las palabras, las sensaciones y el paisaje andaluz. Broggi transforma la nave gótica del Teatre Bilbioteca de Catalunya en un bello espacio lorquiano. Utilizando la distribución de la grada en cuatro bandas, ocupando prácticamente la totalidad del lugar, consigue crear una potente unión y proximidad entre los actores y los espectadores.

Con ilusión y la común buena expectativa que tengo con toda producción de La Perla 29, empecé a disfrutar de la obra. A partir de los primeros diálogos entre los actores ya se hizo visible la delicadeza con la que trataron todas y cada una de las palabras del poeta.


Bodas de Sangre

Seis actores que iban intercambiando los personajes de forma magistral, simplemente colocándose un pañuelo sobre la cabeza, transformando la voz, la mirada o la forma de andar. Así lo transmitieron Clara Segura y Nora Navas, que aún me estremezco recordando el momento en el que, enfrente de mí, vi en sus ojos el dolor, la fuerza, la amenaza y la esperanza de La Madre. Ivan Benet, Pau Roca, Anna Castells y Montse Vellvehí, quien guiaba a Juguetón, el precioso caballo que dejó con la boca abierta a todo el público con su aparición, completaron esta majestuosidad de reparto.

Lo más bonito y especial de esta producción fue la presencia continua de la preciosa música, creada y adaptada por Joan Garriga, interpretada junto a los músicos Marià Roch y Marc Serra. Guitarras, piano, y un acordeón, que no acompañaban a los personajes, sino que eran uno más de ellos.

Finalmente, destacar la cuidada iluminación y escenografía, que consiguió hacer de la nave de la Biblioteca un lugar lorquiano mágico, complementando el gran trabajo de dirección de Broggi, recreando la noche, la luna, la alegría, el dolor y la tierra andaluza.

Emoción a flor de piel y el público en pie. Así terminaron las casi dos horas tan profundas y mágicas que vivimos junto a La Perla 29. Confirmando mi admiración por García Lorca y por el trabajo de esta compañía, solo espero que inicien la gira que anunciaron que estaban estudiando por la geografía española y, tras agotar todas las entradas pasados solo tres días del estreno, que podamos volver a verlos en Barcelona. 

Gracias Oriol Broggi y toda la compañía, y enhorabuena por hacer tan buen teatro.

Margarita Alba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *