UN REINO UNIDO de Amma Asante (2016)

Un reino Unido

“Un brillante faro de luz e inspiración”

Cito las palabras que Mandela utilizó para hablar sobre los protagonistas reales de este biopic: Sereste Khama y Ruth Williams.

Un reino unido nos muestra la historia basada en hechos reales sobre la historia de amor entre Sereste Khama, heredero del trono de Botswana, y Ruth William una mecanógrafa londinense. Entre ambos surge el amor a primera vista y dejan atrás las diferencias que se les separaban. Pero su relación no era vista de igual forma a ojos de sus familias e incluso del gobierno de algunos países. El matrimonio que contraen supone una amenaza para el apartheid que estaba naciendo en ese momento en Sudáfrica, que presionaba a Reino Unido, para que a su vez presionara al heredero al trono de su colonia africana para disolver la unión. Sin embargo, luchando manos a mano contra el racismo, Sereste y Ruth consiguen formar una familia, y su historia de amor se convierte en uno de los hechos históricos más relevantes (y menos conocidos) de la historia (ya que su matrimonio influyó sobremanera en la posterior independización de Botswana con Reino Unido).

Los personajes protagonistas, encarnados por David Oyelowo y Rosemund Pike, muestran desde el momento en el que se conocen una química increíble, con miradas y gestos llenos de complicidad, como si ambos estuviesen metidos dentro de los cuerpos de los verdaderos Sereste y Ruth.

La pareja nos concede unas actuaciones magistrales que a su vez no eclipsan las de los personajes secundarios con gran importancia también en la historia real.

Un reino Unido

El riesgo de este film era hacer de una historia de amor, un drama político y social; y al contrario, dejar un momento de la historia muy importante para el continente africano reducido a un romance frustrado entre un hombre negro y una mujer blanca. Pero la directora (como en otras de sus películas (Belle, 2013)) hace mérito de su gran don narrativo con un guion perfectamente equilibrado en todos los sentidos: ninguno de los aspectos de la película (romance, política y problema social) adquiere más poder narrativo que otro, con un ritmo correcto, aunque es cierto que nos quedamos con ganas de conocer más sobre la relación. Sin embargo, en algunos momentos se vuelve bastante predecible, aunque no conozcamos anteriormente ni una palabra sobre la historia.

Sin intención de mostrar ningún plano novedoso, sólo intentando narrar con veracidad la historia de Sereste y Ruth, consigue, sin embargo una fotografía cautivadora, sobretodo en el momento en el que la historia transcurre en la dorada África.

Sin duda un imprescindible para los amantes de las películas que proponen  intrigas y reflexiones políticas.

Andrea Sánchez Noguera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *