LA MARE dirigida por Andrés Lima

La Mare

Emma Vilarasau protagoniza ‘La mare’, un relato sobre el amor maternal, en el teatro La Villarroel de Barcelona

¿Se puede querer demasiado un hijo, hasta el punto de perder las ganas de vivir en el momento en que se va de casa para vivir su vida? La Mare es una obra directa que habla de la dificultad y el dolor que siente una mujer al perder su rol de madre a lo largo de los años. Emma Vilarasau encarna a Anne, una madre entregada que lo pierde todo menos la capacidad de sufrir y soñar, hasta el punto de perder la orientación de la realidad.

Es un texto del considerado uno de los mejores dramaturgos franceses contemporáneos, Florian Zeler, traducido por Ernest Riera y llevado a escena con la dirección de Andrés Lima. Destaca la temporalidad y el punto de vista con el que está narrado y representado el texto, adentrándose en el mundo de los sueños, algo más característico del lenguaje cinematográfico que se consigue a través de la iluminación y el sonido creando un juego de realidades paralelas que llega a crear confusiones al espectador entre la realidad y el desvarío de la protagonista.

La Mare

Andrés Lima introduce la obra con estas palabras “Cualquiera que se dedique al teatro, incluido el público, sabe que la vida es sueño, que en escena lo intangible nos une, que el dolor se comparte, que ponerse en el lugar del otro es la base del arte escénico, que el tiempo es relativo y el espacio está dentro de nuestra cabeza. Creo sinceramente que en ocasiones el teatro es un bálsamo para el dolor, para la melancolía. Y eso es lo que me propuse desde el principio con el montaje… creía que podíamos ayudar de alguna manera a Anne, regalarle algo… porque ¿quién dice que Anne no existe?”

Pep Pla, Ester Cort y Oscar Castelldeví acompañan a Emma Vilarasau en un delirio continuo a través de sus frustraciones, sus miedos y sus odios que confunden ficción y realidad.

Emma Vilarasau consigue transmitir magistralmente la angustia y el sufrimiento de una madre que no soporta la falta de contacto con sus hijos una vez éstos se han dispuesto a seguir su vida sin ella, remueve la conciencia del espectador haciéndole sentir partícipe de uno de los dos sentimientos relatados, el de la madre o el del hijo, y dejándole un nudo de dolor en el estómago que le dificultará arrancar el aplauso final.

La Mare, producida por La Villaroel y estrenada el 28 de enero de 2017, podrá verse en el teatro barcelonés hasta el 16 de abril.

Margarita Alba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *